Home > Destinos Náuticos > Alquilar un velero en familia y disfrutar de un destino con todas las estrellas
Foto 2 FCC vía Kumsval

Alquilar un velero en familia y disfrutar de un destino con todas las estrellas


¿
Alquilar un velero para unas vacaciones familiares? Sí, por qué no. O mejor aún, por qué sí, por qué sí a un viaje a bordo de un barco bien elegido y en un destino soñado. No te descubrimos nada si decimos que hay toda una oferta, variada y muy, muy accesible, alrededor de hoteles y destinos turísticos que te encantarán. Entonces ¿por qué alquilar un velero?

La experiencia nos dice que unas vacaciones en familia en velero no tienen nada que ver con ninguna otra experiencia y convivencia anterior porque, dependiendo de las singladuras elegidas, literalmente podemos viajar a lugares distintos y distantes y, en un sentido poético, pero real, dormir una noche en cada puerto. Cambiar de escenario cada día. ¿No es fabuloso?

Se trata de una libertad que es estilo de vida, que conoce la gente de la mar y que sólo podemos descubrir en un viaje en velero en familia. ¿Te has preguntado alguna vez cuántas estrellas tiene una noche de cielo despejado en el mar. No hay un hotel de moda que ofrezca tantas estrellas. Sí, se trata de una experiencia que puede resultar adictiva.

Con un plan de viaje así qué multitudes vamos a encontrarnos, ninguna. Se trata de una libertad total que sabe aún mejor cuando la experimentamos con los que queremos. Todo, en un entorno que ofrece un espacio limitado en el que llevar muy alto la convivencia y la colaboración, aprendiendo o desarrollando nuevas habilidades.

La orientación en el mar tiene otro sentido, los movimientos a bordo, las tareas y los horarios, y hasta el sentido del tiempo y los fenómenos atmosféricos son diferentes. Un viaje de aventura en el que el viento pasa a ser protagonista.

Un mar de experiencias

La familia navegando, sí, con un mismo propósito, pasarlo bien juntos. Y el agua al alcance en cualquier lugar y en todo momento para hacerla nuestra particular zona de baño o para practicar un deporte acuático. Nadar, bucear y, entre aguas, horas y días, tomar el sol sobre cubierta o en una playa elegida de la ruta de navegación. Sí, se pueden programar.

Y recuerda que para vivir esa experiencia ni siquiera tienes que tener un título de patrón, no tienes porqué ser un experimentado piloto, puedes contratar el alquiler de un velero con patrón y personal de abordo como tripulación y elegir el punto en el mapa en el que quieres iniciar tu aventura. Pregúntanos y te descubriremos todas las opciones disponibles para llevarte al destino náutico que elijas.

Rutas personalizadas, viajes en catamarán, en yates de lujo o un viaje para pasar la Navidad o el fin de año próximos en el puerto base de Pointe-a Pitre en Guadalupe. Para disfrutar de la llegada de los navegantes de la Route du Rhum.

Para qué conformarse con una habitación de hotel si tiene todo un mar de posibilidades justo delante, ante la proa y más allá.

Alquilar un velero en familia y disfrutar de un hotel llevado por el viento con vistas al mar y con todas las estrellas.

Alquilar un velero en familia y disfrutar de unas vacaciones diferentes.

Alquilar un velero en familia para navegar por cualquier mar del mundo.

Sergio Suárez Benítez

Para

TopSailingCharter